consejos útiles

MÁRMOL Estas piedras se caracterizan por ser muy nobles y altamente resistentes, que con un correcto cuidado y mantenimiento, pueden conservar sus bondades intactas por mucho tiempo. El mármol es un material con una superficie porosa. Aunque la limpieza del mármol no es para nada difícil, lo fundamental es que cuando se produce una mancha sobre éste, se proceda a quitarla de inmediato, para que no llegue a adherirse al mismo. Para limpiar este tipo de material, lo recomendable, en cualquier caso es limpiar sólo con agua y jabón. No son nada recomendables los productos corrosivos o ácidos, debido a que estos dañan la superficie y quitan el brillo natural del mármol. Una recomendación para mantener el buen estado de suelos de mármol, es aplicarles una capa de cera incolora, teniendo en cuenta que con cierta frecuencia se deberá quitar, con algún producto quita cera, efectuando una limpieza correcta y luego, nuevamente encerar. Una solución casera para retirar manchas del mármol, es preparar una mezcla de agua y vinagre, o de agua, sal y limón, que se deja actuar sobre la superficie algunos minutos, para evitar dañarla y aclarar con abundante agua Ante las manchas rebeldes, lo ideal es una consulta a personal capacitado, pues en el afán de quitar nosotros mismos, alguna mancha o deterioro en el material, podemos incrementar el daño, por desconocer el procedimiento adecuado. Como sucede con el caso de arañazos, quemaduras, o manchas profundas, donde la aplicación de productos no es solución, y hay que recurrir al pulido de los suelos por personal capacitado.   GRANITO Por su parte los suelos de granito, requieren de mínimos cuidados. Hay que evitar el uso de materiales corrosivos, productos ácidos como el amoniaco, etc., que deterioran notablemente este tipo de material. Para una limpieza correcta, basta con el uso de agua y jabón neutro . Ante una mancha, el procedimiento es el mismo que con el mármol. Para proteger un suelo de granito y evitar que pierda el brillo, es aconsejable seguir un programa de mantenimiento, que implica utilizar agua, y aplicar cada tiempo determinado un producto especial para piedra natural, que se consiguen en el mercado.     Si bien podemos encontrar distintas recomendaciones y consejos para quitar manchas de este tipo de materiales, lo más seguro es obtener un adecuado asesoramiento, ya que existen productos especiales tanto para granito como para el mármol sobre todo en casos de manchas o deterioros graves.